Archivo de la categoría: CRECIMIENTO ESPIRITUAL

¿Cómo ejercer influencia en los demás a través de la comunicación?

Título: ¿Cómo ejercer influencia en los demás a través de la comunicación?

Base Bíblica: Proverbios 18:21;  Eclesiastés 12.11

Introducción:

Una de las características que identifica al cristiano, gira alrededor de la forma como se comunica. Saber cuándo hablar y cuándo callar. Eso es esencial. Y quien nos otorga la sabiduría para hacerlo es el Señor Jesucristo, quien guía todos nuestros caminos y por supuesto, transforma nuestros pensamientos y acciones. La conferencia de hoy resulta sumamente valiosa porque nos permite desarrollar bases para manejar comunicaciones de excelencia en las relaciones interpersonales.

I.- EL ÉXITO  DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES COMIENZA CON UNA BUENA COMUNICACIÓN

1.- El éxito en las relaciones con todas las personas, depende de la forma como desarrollamos nuestra comunicación.

            1.1.- El Señor Jesucristo es el más grande ejemplo de un buen        comunicador.

            1.2.- El cristiano está llamado a ser un excelente comunicador (1 Juan     1:1-5)

2.- Es necesario tener un adecuado acercamiento a las personas             (Mateo 3:1, 2)

            2.1.- Una buena comunicación parte de conocer a nuestro interlocutor.

                        a.- El Señor Jesucristo se interesó en las personas.

                        b.- Para el Señor Jesucristo estaban primero las personas antes  que el mensaje.

                        c.- Los mensajes del Señor Jesucristo estaban orientados a generar  un cambio actitudinal y comportamental.

            2.2.- Es importante no solo cómo decimos las cosas sino cómo las       entienden.

3.-Nuestro mensaje debe ser conciso y comprensible a todas las personas (Mateo 13:3-8)

            3.1.- El compromiso de un cristiano con un alto nivel de comunicación,   radica en tomar un mensaje complejo y transmitirlo de la manera    más sencilla posible.

            3.2.- El asunto no es lo que decimos sino cómo lo decimos.

            Para desarrollar una buena comunicación es necesario definir:

                        a.- El tema que vamos a compartir

                        b.- Expresarnos en términos sencillos, comprensibles

                        c.- Utilizar en lo posible ilustraciones que feliciten la                                             comprensión y del mensaje.

4.- Es necesario tener sabiduría para saber cuándo hablar y en qué momento callar (Mateo 13:57, 58)

II.- DEBEMOS PROCURAR QUE NUESTROS MENSAJES TENGAN TAL TRASCENDENCIA QUE DEJEN HUELLA EN LOS DEMÁS

1.- Al comunicarnos relevamos qué hay en nuestro interior (Mateo 13:53-56)

            1.1.- La credibilidad en lo que decimos se fundamenta en nuestros            hechos.

            1.2.- Cuando alguien nos escucha, se pregunta:

                        a.- ¿Por qué debo creer a lo que me dice?

                        b.- ¿Esta persona despierta mi confianza?

                        c.- ¿Realmente esta persona está interesada en lo que le digo?

2.- Es fundamental que al compartir el mensaje demostremos convicción (Mateo 4:18-20)

            2.1.- No hay temas aburridos, sino interlocutores aburridos.

            2.2.- No hay audiencia pequeña, sino interlocutores pequeños.

3.- Nuestros mensajes deben generar reacción (Mateo 13:51,52)

            3.1.- Preguntémonos, ¿cómo reaccionan las personas ante lo que les     decimos?

            3.2.- El Señor Jesucristo compartía mensajes que permitían que el           interlocutor aprendiera, e hiciera algo (cambios)

III.- UNA BUNEA COMUNICACIÓN TOMA SOLIDEZ EN LA ACTITUD QUE TRANSMITIMOS

1.- Nuestras actitudes contagian.

2.- Es esencial que miremos a la persona al hablarle.

3.- Póngase en los zapatos de su interlocutor.

4.- Transmita pensamientos y acciones motivadas por el Señor Jesucristo (Filipenses 4:6,7)

5.- Mida el alcance de lo que dice (Eclesiastés 12.11)

Conclusión:

Los cristianos somos exitosos o entramos en franca derrota a partir de lo que decimos y hacemos. La comunicación es esencial. Es un principio en el que debemos movernos. Saber hablar tiende puentes hacia los demás. Si no nos expresamos apropiadamente, por el contrario producimos consecuencias negativas. En el Señor Jesucristo encontramos un excelente ejemplo del comunicador por excelencia y los principios aprendidos hoy, serán de enorme ayuda sin lugar a dudas. Lo importante es ponerlos en práctica.

Léanos en www.guerraespiritual.org y www.mensajerodelapalabra.com

Deja un comentario

Archivado bajo BENDICIONES, CONSAGRACIÓN, CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Avance a grandes metas con ayuda de Dios

Título: Avance a grandes metas con ayuda de Dios

Base Bíblica: 1 Reyes 5:1-6

Introducción:

Aun cuando Dios no necesita un lugar específico donde habitar, dispuso inicialmente manifestarse con poder en el desierto en el Tabernáculo, y posteriormente, en el tiempo del rey Salomón, en el templo. Fue un proyecto que nació en el corazón mismo de Dios, por eso proveyó lo necesario para construirlo y, además, lo bendijo. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo CRECIMIENTO ESPIRITUAL, EXITO

Un encuentro con Dios que produce transformación

Título: Un encuentro con Dios que produce transformación

Base Escritural: Génesis 32:22-31

Introducción:

Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el Señor, vivieron un cambio personal y espiritual sin precedentes, y emprendieron el camino hacia nuevos niveles. Nuestro amado Padre celestial trabaja pacientemente en cada área de nuestra existencia, si se lo permitimos. En el caso de Jacob, Dios cambio su nombre porque lo estaba preparando para ser padre de naciones. Hoy es el día para que cada uno de nosotros experimente ese encuentro personal con Dios. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo BENDICIONES, CONSAGRACIÓN, CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Ocho pasos para desarrollar una actitud de vencer

Lectura Bíblica: Romanos 12:2 Proverbios 23:7 c; Romanos 8:35-39

 Introducción:

¿Qué determina el que seamos perdedores o vencedores? Nuestra actitud. Dios nos creó con las condiciones para se ganadores, no fracasados. Nos concibió con todas las condiciones para salir adelante, por encima de las circunstancias que enfrentemos cualesquiera que sean. Lamentablemente la condición de pecado del género humano le lleva a dejarse dominar por los pensamientosde derrota que siembra nuestro enemigo espiritual, si se lo permitimos. Es su forma de atacar nuestro presente y futuro, sembrando pensamientos orientados al fracaso.

I. LA ACTITUD ES DETERMINANTE PARA AVANZAR, ESTANCARSE O RETROCEDER EN EL PROCESO DE CRECIMIENTO PERSONAL Y ESPIRITUAL.

1. Alcanzamos un alto nivel de liderazgo cuando adoptamos la actitud correcta. Sobre nuestra relación con Dios, con nosotros, con las relaciones interpersonales y en la forma como enfrentamos las circunstancias (Proverbios 23:7 c)

2. El Señor Jesucristo enfatizó la importancia de que pongamos en orden nuestro mundo interior (Lucas 6:4345).

La verdadera transformación ocurre desde nuestro mundo interior hacia nuestro mundo exterior.

3. PRIMER PRINCIPIO: La actitud que usamos al iniciar una relación, un proyecto o fijarnos un propósito, determina si lo concluiremos o lo dejaremos a medio terminar.

Ejemplo: Números 13:2633. Las dos actitudes que asumieron cada uno de los 12 espías enviados a reconocer la tierra prometida.

4. SEGUNDO PRINCIPIO: La actitud determina so soy un vencedor o un fracasado. Todo depende de lo que guardamos en el corazón (Proverbios 4:23; 3539)

5. TERCER PRINCIPIO: Nuestra actitud determina si convierto los problemas en gigantes o en oportunidades de bendición (Romanos 8:28)

II. LA ACTITUD ES DETERMINANTE PARA DISFRUTAR LA VIDA O AMARGARNOS CADA INSTANTE DE LA EXISTENCIA.

1. CUARTO PRINCIPIO: Nuestra actitud hacia los demás, determina el trato que recibiremos (Lucas 6:31)

2. QUINTO PRINCIPIO: Nuestra actitud frente a las circunstancias adversas y situaciones que nos rodean, puede convertirse en una actitud amiga o una actitud enemiga. Obra a nuestro favor o en contra (Marcos 9:23).

3 SEXTO PRINCIPIO: Nuestra actitud determina si somos felices con lo tenemos o vivimos infelices con lo que no tenemos (Eclesiastés 2:11; 3:12, 13)

III. LAS ACTITUDES DE TODA PERSONA PUEDEN SER TRANSFORMADAS CON EL PODER DE JESUCRISTO (Romanos 12:2)

1. SÉPTIMO PRINCIPIO: Nuestras actitudes negativas cambiarán cuando decidamos cambiarlas. Nadie me obliga a hacerlo (Deuteronomio 30:19)

2. OCTAVO PRINCIPIO: Nuestras actitudes deben ser sometidas a un ajuste constante, desechando pensamientos negativos (Filipenses 4:8)

3. Siempre debemos tener presente que nuestras actitudes son contagiosas. Para bien o para mal.

Conclusión:

Dios nos concedió el privilegio de tomar elecciones. Pueden ser acertadas, si se toman en Dios, o desacertadas. Todo depende de la opción por la que nos inclinemos. El apóstol Pablo enseñó a los creyentes del primer siglo y también a nosotros que es posible cambiar nuestra forma de pensar y por ende nuestras actitudes (Romanos 12:2). Para ello, el propio apóstol instruye sobre la importancia y necesidad de de evitar pensamientos dañinos, que anidan en el corazón y desatan comportamientos errados, de fracaso.

Léanos en http://www.guerraespiritual.org y http://www.mensajerodelapalabra.com

Deja un comentario

Archivado bajo CRECIMIENTO ESPIRITUAL, LIDERAZGO

¿Cómo asegurar la victoria cuando emprendemos planes y proyectos?

Título: ¿Cómo asegurar la victoria cuando emprendemos planes y proyectos?

Base Bíblica: Juan 21:1-7

Introducción:

Con más frecuencia de la que imaginamos, emprendemos proyectos que—aunque humanamente pueden lucir prometedores–, terminan en fracaso. El asunto no es de suerte ni de oportunidad, sino que estamos librando batallas en nuestras fuerzas. El curso de la historia generalmente termina en fracaso. No es algo nuevo sino que ha ocurrido siempre, a lo largo de nuestros siglos. El panorama cambia cuando nos sometemos a Dios. Él hace posible no solo que superemos los obstáculos, sino que podamos alcanzar la victoria porque guía cada uno de nuestros pasos hasta llevarnos a la meta. Hoy es el día para que se decida involucrar a Dios en sus sueños, proyectos e iniciativas. No se arrepentirá. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Entregando los problemas en manos de Dios

Título: Entregando los problemas en manos de Dios

Base Bíblica: 2 Reyes 4:1-7

Introducción:

¿Qué situación estás enfrentando?¿Consideras que no hay salida para el laberinto en el que te encuentras?¿Hay situaciones que escapan de tus manos?¿Ves el panorama ensombrecido enfrente de ti? Si al menos tu respuesta es afirmativa a alguna de estas preguntas, sin duda es necesario que evalúes si estás luchando en tus fuerzas o has sometido esa situación en manos de Dios. El que nuestro amado Padre celestial intervenga, es el que marca la diferencia. Dios nos ayuda, transforma lo imposible en algo posible y utiliza, para tal propósito, o que tenemos a disposición. No hay recurso pequeño en manos de Dios. Hoy es el día para revisar tu situación y reemprender el camino. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo BENDICIONES, CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Superando crisis y problemas con ayuda de Dios

crisis

Dios nos lleva siempre de victoria en victoria cuando las crisis quieren tocar nuestra vida… Es necesario depender de Él

Título: Superando crisis y problemas con ayuda de Dios

Base Bíblica: Isaías capítulos 36 y 37

Introducción:

Si algo lleva al borde del abismo a muchas personas es enfrentar problemas que llegan a tomar tal fuerza, que se convierten en crisis que generan inestabilidad. ¿Qué hacer? Generalmente buscamos ayuda en nuestras propias fuerzas o en quienes consideramos, pueden brindarnos ayuda. ¿Es lo más apropiado? El hecho de que constituya nuestra primera reacción no significa que sea lo más sabio. El pueblo de Judá con el rey Ezequías a la cabeza, buscó ayuda de otros reyes, como el faraón de Egipto. Los hechos corroboraron que fue una decisión desacertada, y reafirmó que lo mejor es volver nuestra mirada al Dios de poder, quien pelea las batallas por nosotros y nos permite salir del laberinto en el que pudiéramos encontrarnos.

I. Los creyentes debemos estar preparados para afrontar los problemas y crisis, con ayuda de Dios (Isaías 36:1-22) Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo BENDICIONES, CRECIMIENTO ESPIRITUAL, LIDERAZGO